Proyección “Sueños Colectivos” en Ascaso (Huesca)

Publicado: 23 de agosto de 2012 en Sueños Colectivos (2011)

Proyección “Sueños Colectivos” en Ascaso (Huesca)

Fecha: Miércoles 29 de Agosto de 2012

Hora: 21 horas

Lugar: Al aire libre, en Ascaso (Huesca)

Organiza: AA.VV. Los Relojes de Ascaso (Huesca)

“Sueños Colectivos”

Esta sociedad, obsesionada por el alzheimer individual, vive encantada en su enorme olvido colectivo. Empeñados en que tropecemos en la misma piedra, grandes dirigentes insisten en frases tan tontas como peligrosas “¡No removamos el pasado!”, como si la memoria fuera una minipimer. Sobre la memoria se funda el pensamiento humano. Y la memoria colectiva es la base, no de la discordia, sino de todos y cada uno de los acuerdos. Ejemplos los hay a patadas allende nuestras fronteras.

Aquí, olvidar se ha intentado confundir con superar. Y en el olvido no sólo cayeron las causas y los efectos de una contienda civil sino, además, los numerosos avances en el ámbito cultural, educativo, organizativo, científico o social que fueron paralelos a nuestra II República y a los sistemas de autoorganización que se dieron en los pueblos para defenderse de sublevados y explotadores. No en vano, los grandes caciques y terratenientes (incluidos obispos y abades) financiaron el llamado “alzamiento”.

En el Alto Aragón y en muchas otras partes de España, desde que los amos se pasaron al bando sublevado, miles de mujeres y hombres del campo colectivizaron la tierra y pusieron fin a la explotación de unos por otros.  Abolieron el dinero, implantaron el intercambio de productos, articularon un reparto igualitario según las necesidades de cada uno, y atendieron cuestiones sociales que hasta entonces habían sido olvidadas durante siglos…”

Son las denominadas “colectivizaciones”. Un fenómeno con sus errores, como todo lo humano, pero que por sus características y su significado económico y social, debe ser cuando menos estudiado y conocido. Marco Potyomkin y Manuel Gómez con una brillantez exquisita, indagan en los testimonios vivos que aún nos quedan de aquellos chavales que vivieron las colectivizaciones. Con pulcritud, sin alharacas ni añadidos panfleteros, van conformando a través de los testimonios, de las visiones de historiadores y de imágenes rescatadas, un documental valiente, con fuerza y con rigor, que merece la pena destacar entre el escaso panorama de cine histórico de nuestro estado. Como dice José en la peli “El querer aprender es bueno; el no querer aprender es malo”.

(Miguel Cordero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s